Cartel de la Marcha Zombi de Málaga 2011

Queridos amigos de lo no-muerto:

Es con gran orgullo y satisfacción que os presentamos el cartel oficial de la Marcha Zombi de Málaga 2011, el cual -como el año anterior- debe imputarse al arte con el rotulador de Alfonso Escipio y a la maestría editora de Ray Storm. Toda nuestra gratitud para ambos.

Este año hemos querido que el cartel fuera netamente malagueño, y de ahí que su protagonista sea una relectura de ultratumba del tradicional cenachero.

Por supuesto, te animamos a que hagas uso y abuso de la imagen correspondiente para la difusión de la Marcha Zombi de Málaga (que, recordamos, será el sábado 29 de octubre a partir de las 22:00 horas, con punto de encuento y salida en la Plaza de la Constitución), para decorar las paredes de tu habitación, para empapelar tu barrio o, en fin, para lo que gustes.

LOS CAMINANTES: HADES NEBULA, de Carlos Sisí

Hades Nebula, tercera y última novela de la trilogía Los Caminantes de Carlos Sisí, plantea una terrible disyuntiva a todo aquel que, como el que suscribe, ha disfrutado hasta el éxtasis de sus dos entregas precedentes: por un lado, dar rienda suelta a la fatal curiosidad que te impele a conocer el destino último de los supervivientes de Carranque o, por otro, a mi al menos se me pasó por la cabeza, mantenerlo en una reserva eterna y no leerlo para que la historia no se cierre nunca, para no llegar al siempre triste momento en el que la palabra FIN te obligue a decir adios a José, Susana, Moses, Isabel y al resto de amigos con los que hemos pasado tantas penurias desde que los muertos se alzaron de sus tumbas en Málaga y en todo el mundo.
 
Al final, no sorprende a nadie, me pudo la curiosidad, y me embarqué en la siempre acelerada lectura del colofón de la saga que, con pulso firme y no pocos quiebros y requiebros, nos ha ofrecido Carlos Sisí, que -hay que decirlo- és una más que digna conclusión a la trilogía y no defraudará a ningún fan de la misma. Encontramos en Hades Nebula la ya demostrada habilidad del autor para enredar los sucesos en una vertiginosa carrera hacia un clímax catárquico, en la que se van sucediendo las situaciones extremas en las que los protagonistas se enfrentan a un constante “más dífícil todavía”, pero también nos cruzamos con personajes -tanto en el bando de los vivos como en el de los caminantes- dibujados con un grado de detalle psicológico tal que parecen personas de carne y hueso (aunque en algunos casos, la carne se encuentre en avanzado estado de descomposición y los huesos presenten numerosas fracturas), y así el temible Muñeco o Pata de palo -otro zombi cuya triste situación nos hace reflexionar- son sólo dos ejemplos de la habilidad de Carlos Sisí para dotar de vida a sus creaciones de entre los muchos que encontramos en las páginas de Hades Nebula.
 
Si bien lo anterior justifica más que sobredamente la lectura de la obra, no puedo dejar destacar un acierto absoluto que, aún cuando ya estaba presente en sus antecesoras, me da la impresión de que destaca con mayor fuerza en el cierre de la trilogía, y es el hecho de que Hades Nebula escenifica a la perfección la batalla final entre el bien y el mal. No se trata de una confrontación en términos maniqueos, pues aunque tanto los personajes como sus decisiones o las situaciones a las que estos se enfrentan se ubican muchas veces en una zona gris, entre lo moralmente correcto y lo humanamente despreciable, la realidad es que toda la historia está vertebrada por un impulso de bondad -entendida como auténtica solidaridad y preocupación por el prójimo, por el débil- que, más que al terror de las legiones de muertos, se contrapone a cuanto el género humano tiene de soberbia y de egoismo (que, especialmente en momentos difíciles, no es poco). Con ello, Hades Nebula -y, en fin, la trilogía que cierra- trasciende el mero interés de un producto de genero, y se inscribe entre las obras que desgranan las luces y las sombras del espíritu humano y sus aspiraciones y anhelos, como ejemplifican las palabras de Moses casi al final de la novela.
 
En resumen, la única pega que se le puede poner a Hades Nebula (y siendo muy exigentes) es que implique el final de Los Caminantes, aunque, quien sabe, igual si somos muy pesados e insistentes, algún día, puede que dentro de unos años, Carlos Sisí quiera retomar la historia de los supervivientes de Carranque allí donde la dejó. Tanto si lo hace como si no, sin duda que estamos esperando la próxima obra que entregue a la imprenta.

PARA MI TU CARNE, VVAA

El colectivo Sevilla Escribe y varios amigos y simpatizantes nos presentan una selección de relatos de temática zombi que, además de demostrar la buena salud del género en nuestras tierras, nos permite disfrutar de nuevas composiciones de algunos de los maestros patrios del género (Carlos Sisí, Alejandro Castroguer o Juan de Dios Garduño), así como descubrir la habilidad de otras plumas con la carne en descomposición.
 
Ahora bien, decir que se trata de una recopilación de temática zombi es caer en un reduccionismo que no hace justicia en absoluto a la variedad de argumentos y situaciones de la obra: resonancias de un duelo propio del mejor western apocalíptico en el desierto almeriense de la mano de Carlos Sisí; el doblete de Alejandro castroguer, por una lado, compartiendo encierro con un asesino y un puñado de jóvenes disfuncionales en la catedral de Málaga, y, por otro, dándole una magistral vuelta a la historia con la verdad sobre los sucesos de Palomares; Juan de Dios Garduño nos ofrece una localidad privilegiada para asistir a un dilema moral de primer orden desde una azotea; Dico Jack representado por el flow de Manuel Mije, que repite también con algunos pequeños detalles (no por su tamaño menos conmovedores al tiempo que aterradores); la investigadora con Harley, catana y chupa de cuero de Vanessa Benitez, y -a cuatro manos con Alejandro Castroguer- el costumbrismo malagueño teñido de rojo sangre, fotografiado y enviado a Córdoba; el medio rural como escenario del advenimiento de los muertos de Pedro Escudero Zumel -que también se marca todo un thriller de tintes militares en el norte- y Felix Morales Hidalgo, cuya Carmela podría ser hija ilegítima de Berlanga; una doble mirada a la imposibilidad (o las simples dificultades dificultades prácticas) del amor en tiempos de zombis de Francisco Jesús Franco, desde el superviviente solitario hasta el seminarista vengativo; la toma de conciencia de uno de los actores principales del apocalípsis de Virginia Pérez; el sexo con los muertos bailongos de Juande Garduño Cuenca; una sesión doble con Juan Ángel Laguna: el roba-viejas que se mete donde no debe, y los ritos de iniciación en la infancia; el que esté libre de pecado tira la primera piedra, o una relectura moral del alzamiento de los muertos, por obra y arte de Luisfer Romero; y -last but not least- la trampa letal del marinerito cantor de Javier Sosa Garduño.
 
En definitiva, un cocktail se sangre y otros fluidos corporales propios de la putrefacción de la carne que hará las delicias de los aficionados al género, y que acredita que los muertos vivientes funcionan lo mismo en corto que en largo.

Presentación oficial de Los Caminantes 3: Hades Nebula con Carlos Sisi

Hola!

Presentación de Hades Nebula, de Carlos Sisi

Presentación de Hades Nebula, de Carlos Sisi

Tenemos el honor de anunciaros que para el viernes 7 de Octubre (dentro de dos semanas) tenemos la presentación mundial del esperadísimo libro final de Los Caminantes 3: Hades Nebula, con su autor Carlos Sisi.
Estais todos invitados a venir a compartir y disfrutar este momento.

Recordad: viernes 7 de octubre a partir de las 19:00h de la tarde. Presentación mundial: los Caminantes 3: Hades Nebula. Con Carlos Sisi: gran autor y mejor persona.
Y recordad también que da igual en que punto del mapa os encontreis que podeis reservar ejemplares dedicados tanto de los Caminantes: Hades Nebula, como de los dos anteriores, Los Caminantes y los Caminantes 2: Necrópolis.

Noticia en la web de En Portada Comics

Enlace al evento en Facebook

LOS CAMINANTES: NECRÓPOLIS de Carlos Sisi

Continúa la saga de los supervivientes del polideportivo de Carranque que nos trae Carlos Sisi (magnífico escritor, y -no nos cansamos de decirlo- magnífica persona), cuyos protagonistas se tendrán que enfrentar a nuevos y terribles problemas, no precisamente limitados a las legiones de muertos comandadas por el padre Isidro, pues -al fin y al cabo, y como todos sabemos- muchas veces los vivos son más peligrosos que los muertos, incluso que los muertos que se han alzado de sus tumbas.

En efecto, uno de los mayores aciertos de la novela es la presencia de un personaje antagonista que conspira para hacérselas pasar canutas a los protagonistas, en paralelo, pero de forma independiente, a las maldades del padre Isidro. Un vivo que disfruta de la impunidad absoluta que ha traído el apocalipsis zombi, y que se une a los nuevos personajes que Carlos Sisi cruza en las vidas de los supervivientes malagueños, de entre los que me encanta, entre otros, Bob, el zombi de la piscina, cuya desesperada situación es un auténtico arranque de genialidad.

A pesar de que no perdonamos al autor por la muerte de uno de estos nuevos personajes (SPOILER ALERT: sí, ese, el que tiene cuatro patas y pelo) estamos deseando que llegue el día de la inminente publicación de Hades Nebula, para seguir corriendo aventuras con el grupo de Carranque, que ya forma parte del imaginario colectivo malagueño.

 

Marcha Zombi de Málaga 2011

Marcha Zombi de Málaga 2011De nuevo, como cada año por estas fechas, la ciudad siente cómo se aproxima la amenaza de los muertos en vida. No sienten dolor, ni piedad, ni cansancio ni miedo. Sólo hambre.

Abandona tu humanidad y únete a las legiones de los hombres sin alma: desataremos el infierno pandémico en las calles de Málaga.

La Marcha Zombi de Málaga, en su tercera edición, tendrá lugar el sábado día 29 de octubre de 2011. El punto de encuentro y salida será en la Plaza de la Constitución, y la hora prevista de inicio las 22:00. Aunque al final seguro que esperaremos un poco a los rezagados, no es sensato confiarse, por lo que se ruega puntualidad.

LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE de Alejandro Castroguer

Por más que, en efecto, insisto, la literatura zombi pueda considerarse un género específico, sometido a sus muy bien definidas reglas, en ocasiones encontramos obras que van mucho más allá, y que superan las limitaciones genéricas para hacer de la pandemia de los muertos un producto cultural absolutamente distinto. La novela que nos ocupa es uno de esos casos, en tanto que está más cerca del Pedro Páramo de Juan Rulfo o de Cien Años de Soledad que de los convencionalismos del género: tanto en su lenguaje como en su estructura apreciamos una clara distinción respecto de otras obras sobre (o de) zombis.

Asistimos a una Andalucía irreal, devastada por la guerra entre los muertos y los vivos, y nuestros acompañantes y protagonistas del relato son, precisamente, tres muertos devueltos a la vida, a una nueva no-vida, en la que las motivaciones que les movían cuando se encontraban vivos han sido olvidadas o mutadas irremediablemente por un hambre incesante. Un detective que viaja al corazón de la contienda en acto de servicios y oscuros experimentos científicos completan el cocktail letal que nos ofrece Alejandro Castroguer en sus funciones de exquisito barman.

Son muchos los escenarios andaluces en los que transcurre la Guerra de la Doble Muerte, pero nos quedamos sin duda con la trepidante acción que tiene lugar en nuestro querido edificio de La Equitativa. Y, en todo caso, más allá del detalle de las localizaciones, nos quedamos con una obra que demuestra que el género zombi está también abierto a la exquisitez.

Resultado de los certámenes MZM 2010

Tras un largo e inmerecido (todo hay que decirlo) descanso, volvemos a alzarnos de la tumba para proclamar el resultado de los certámenes relativos a la Marcha Zombi de Málaga 2010. El tiempo que ha llevado la elección de los ganadores es imputable, desde luego, a la calidad y cantidad de trabajos -especialmente, relatos- presentados, que ha redundado en que la elección resultara muy reñida; y también (insistimos, todo hay que decirlo) a la extensión -más allá de lo debido y moralmente recomendable- de la tregua que nos hemos tomado.

En definitiva, aquí están los resultados:

1.- Por lo que respecta al concurso de micro-relatos, proclamamos que ha resultado vencedor:

EL FIN DEL MUNDO FUE AYER, de Francisco Javier L.D.

Mención especial merecen otras obras que han sido muy bien consideradas por el jurado para el premio, y que merecen la categoría de finalistas: LA NAUSEA, de Olga F.; ÚLTIMA PÁGINA, de Iván S.C.; y EL DESPERTAR DE LA NUEVA RAZA, de Irene C.

Hemos indicado los nombres de los autores con solo las iniciales de los apellidos (en plan crónica de sucesos) en aras de salvaguardar el derecho a la intimidad y patatín patatán. Si el ganador o los finalistas quieren que les sea públicamente atribuible la fama y el prestigio de su hazaña, que nos lo hagan saber con un correo electrónico a info@malaugurio.com y publicaremos su nombre completo y grupo sanguineo, si es menester.

2.- Por lo que respecta al concurso de fotografía, teniendo presente el bajo índice de participación, y el hecho de que -seamos francos- ninguna de las fotos remitidas destaca especialmente, mucho nos tememos que habrá de ser declarado desierto.

Con ello, os emplazamos a la edición de este año 2011 de la Marcha Zombi de Málaga, que a buen seguro será más multitudinaria y divertida que la de la pasada edición (que no lo fue poco).

Muchas gracias a todos!

… y los muertos salieron de sus tumbas y se adueñaron de Málaga.

Superada la resaca de la Marcha Zombi, y tras un merecido descanso el día de difuntos, llega la hora de dar las gracias a todos los que se enfrentaron al frio y al viento de la noche del 31 de octubre, y acudieron dispuestos a pasarlo en grande a la Marcha. La verdad es que no sabemos a ciencia cierta cuántos zombis marchamos por las calles de Málaga. Nos da la impresión de que en algún momento llegamos a los 200, aunque también es cierto que el grueso de los marchantes marchosos crecía a medida que se unían los rezagados que llegaron tarde al acto e interceptaban al pelotón en su avance, lo mismo que disminuía cuando la cabecera apretaba la velocidad y algunos grupos se quedaban rezagados entre las obras y los viandantes. Lo importante, en todo caso, es que nos divertimos como auténticos zombis devueltos a la vida, y que hubo tiempo para echarnos unas buenas risas con los atuendos de los asistentes y los sustos de los curiosos. Tiempo habrá hasta el año que viene de planear y replantear la organización, el recorrido y, en fin, cualquier otro detalle que, comparado con la magnífica noche que pasamos, será siempre secundario.

En estos momentos estamos trabajando en la selección de fotografías que esperamos subir a la web de http://www.malagazombi.com/ a la mayor brevedad posible, y que, a pesar de la deficiente iluminación, y de -otra vez- las obras y los curiosos, son buena muestra de la juerga que nos regalamos. Os animamos a que las fotos y videos que tengáis de la Marcha, además de darles la difusión que estiméis conveniente en redes sociales y demás inventos, nos las enviéis llegar para concentrar en la web el mayor número de testimonios gráficos posibles.

Como sabréis la mayor parte de los asistentes, al final de la Marcha elegimos los tres mejores zombis de entre todos los que marcharon en esta edición de 2010: el aterrador zombi nazi de Diego con su espectacular dentadura; el zombi perjudicado con las tripas al aire de Toni; y la entrega absoluta y constante del zombi de Kite. La elección fue difícil porque, de verdad, para ser la primera vez que se organiza un acto de estas características y a esta escala en Málaga, creemos que habéis puesto el listón muy alto para las ediciones futuras.

Por eso, nos vemos en la oblilgación de hacer justicia a otros muchos aistentes cuya caracterización y esfuerzo fueron también espectaculares y que, sin perjuicio de las fotos que demuestren al mundo su pericia con el latex y la sangre artificial, o sus dotes para la dramatización post-mortem, merecen todo nuestro reconocimiento y una mención muy especial. A saber:

El zombi recién fugado del hospital que arrastraba un gotero; el científico zombi enloquecido con un ojo machacado; todo el grupo de zombis de la remolacha; Michael Jackson y su acompañante verdosa; el zombi de traje y corbata con un ojo borrado de la cara; varios soldados y mercenarios zombis armados hasta los dientes; las chicas zombis del pijama; el prófugo de Arkham Asylum; la pareja de muertos vivientes (él, cuchillo al cuello, ella, peluche al brazo); el recluso zombi; el chico que superó todas las barreras para asistir a la Marcha y que fue uno más entre los zombis; el dueto de chicas zombi que encabezaron la marcha durante gran parte del recorrido, una con una máscara blanca y la otra bien ensangrentada; los zombis con un tiro en la frente (contamos al menos un par de ellos); dos originales submarinistas zombis; el zombi del Málaga CF; los enfermeros, doctores y demás personal sanitario víctima de la infección Z, incluída la falsa embarazada; el zombi de la perilla sangrienta; a todos los cuellos cortados, las camisas y camisetas desgarradas y llenas de cuajarones sanguinolentos; las heridas, raspaduras y ampollas; y las caras blancas, verdes, azules, grises y de cualquier otro color del espectro de la descomposición de la carne; los zombis ilustres Salvador, con su pico, y Judith, con su cepillo de dientes, que encarnaron Alejandro Castroguer y familiar (y, claro, la peque que aguantó como una campeona); Carlos Sisí, tan ducho con el latex como con la pluma, y familia (Desirée con la cara llena de cristales y las pequeñas muy metidas en el papel); y, en fin, a ti, que te lo currastes como nadie, que hicistes un esfuerzo inmenso por venir desde lejos, o que disfrutastes como el que más, y que se nos ha olvidado mencionarte a causa de nuestra cada vez más perjudicada memoria: GRACIAS.

Y, por supuesto, gracias también a nuestros fotógrafos oficiales Storm y Solaris, a Sonia Sisí que sacó unas fotos alucinantes que ha publicado en tiempo record, y a los demás fotógrafos espontáneos que, aunque a veces dieron un poco por saco, demostraron su interés por la Marcha.

El año que viene habrá más y sin duda mejor: ¡Ya falta menos para la Marcha Zombi de Málaga 2011!